Saltar al contenido

Color de la orina normal y anormal: cuándo afecta a tu salud

orina


Saber si tienes el color de la orina normal y anormal es una forma de saber si
estás presentando algún problema de salud a nivel renal o urinario. Esta es una
forma utilizada desde la antigüedad para conocer tu estado de salud, así que te
comentamos qué pasa con tu cuerpo dependiendo del color que esta tenga.


A través de la orina, el cuerpo humano expulsa sustancias que ya no necesita, y
parte de ellos vienen de la alimentación, hidratación o medicamentos que
consumas. El problema se presenta cuando tu cuerpo empieza a botar sustancias
que no debería. ¿Cómo saberlo? Sigue leyendo.


Los tipos de color de orina y lo que pueden significar


En definitiva, podemos considerar el cuerpo humano como un sistema integral, y
es tan listo que nos advierte de una manera u otra lo que está pasando en su
interior. Una de las maneras de comunicarse contigo es a través del color de la
orina:


Orina de color claro


Cuando es de color claro o amarillo pajizo, puedes saber que es un color de la
orina normal. La intensidad de este amarillo va a variar en función de la proporción
de agua que estés bebiendo y otros compuestos concentrados.

Tomar 8 vasos de agua

Salud Divina
Color de la orina normal y anormal


Color de la orina cuando hay infección


Generalmente puedes interpretar que tienes una infección urinaria cuando el color
de la orina es amarillo turbio y de olor intenso. Igualmente es posible que
empieces a sentir síntomas como dolores en el abdomen bajo, punzadas o dolor al
orinar.


Orina amarilla oscura


Este color puede ser debido a los fármacos que estés tomando, ciertos complejos
vitamínicos del grupo B o si estás consumiendo una dieta rica en carotenoides. Es
decir, que estás consumiendo muchas naranjas, calabazas o zanahorias.


Orina rosa o roja


Aunque te puedas alamar por tener una orina roja o rosa, primero considera que
su color se puede deber a que has comido recientemente remolachas, zarzamoras
u otros alimentos con esos colores. Si este color se mantiene por varios días o presentas otros síntomas, el color se puede deber a algo más delicado como
infecciones urinarias o cálculos en los riñones.


Orina naranja


En ocasiones puede presentarse este color por problemas biliares o en el hígado,
sobre todo si también presentas heces de color claro. Por otro lado, también
puedes tener un color de la orina normal y anormal si estás tomando ciertos
medicamentos,
como los laxantes, algunos antiinflamatorios o para quimioterapia.


Azul verdoso


Mayormente la orina azul u orina verde se debe a cuando ingieres alimentos de
color brillante, ya que usan colorantes para su fabricación. Igualmente hay tintes
usados en pruebas renales y de la vejiga que vuelven la orina azul.


Por otro lado, hay algo poco probable y es la hipercalcemia benigna hereditaria, lo
que se conoce comúnmente como “síndrome de pañal azul”. Otra causa para la
orina verde es una infección urinaria provocada por bacterias pseudomonas.


Como has leído, hay muchos tipos de orina en cuanto a color, pero también hay
otros factores que influyen como la espuma o el olor. Si hay mucha espuma puede
ser debido a exceso de proteínas o enfermedad renal, mientras que si tiene un
olor intenso y desagradable puede ser por alimentos –como espárragos– o
infecciones.


Ahora que ya conoces cómo puede ser el color de la orina normal y anormal,
podrás tomar acciones según lo que pueda ser la causa. Piensa en el tipo de
alimentos que estás consumiendo y con cuánta frecuencia te hidratas.