Tres reflexiones divinas para tu salud espiritual - Divina Salud

Tres reflexiones divinas para tu salud espiritual

Tres reflexiones divinas para elevar tu fe. A continuación te dejamos tres hermosas reflexiones que te ayudaran a aumentar tu fe

Eres un vencedor

Eres un vencedor, eres valiente eres hijo de Dios.

Así que esfuérzate a ganar la carrera de la vida.

No pierdas la fe y libra esa batalla que estás enfrentado.

Sabes que has luchado mucho y que no estás solo.

Entiendes que tu lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados y potestades en las regiones celestes.

Pero no temas, porque Dios pelea por ti

El hará confundir a aquellos que te hacen la guerra.

Así que no te rindas y levántate con más ánimo, un verdadero Guerrero aprobado por Dios no se rinde. Tuya es la victoria

Se acercan nuevos planes y oportunidades que te harán saltaras de alegría

Pero debes tomar las armas que el Señor ha puesto en tus manos, que es su palabra, toma la espada del espíritu, y el escudo de la fe.

Y verás como se habré el cielo a tu favor

Dios te bendiga

Reflexión al despertar

Si has despertado y tienes abrigo y comida, eres afortunado.

Y si además tienes paz en tu corazón y tienes a Dios eres bienaventurado.

Al salir de casa no olvides Compartir con otros esa riqueza que el Señor ha puesto en tus manos.

Si tienes amor; comparte ese amor con aquellos que son pobre de amor

Si tienes a Dios tienes la mayor riqueza que podrás imaginar.

Comparte alegría

Comparte una sonrisa

Da de aquello que tienes en tu corazón.

Da lo bueno de ti

Y si crees que tienes algo que no debes compartir déjalo en manos de Dios

Para que sea transformado.

Hermoso despertar es una de las tres reflexiones divinas mas hermosa

Que hermoso es despertar

Y ver la luz de un nuevo amanecer.

Saber que estas vivo, y que tienes otra nueva oportunidad

Para conquistar lo que te hace bien y dejar ir lo que las cosas que te roban La Paz.

un motivo suficiente para agradecer a un Dios tan bondadoso

Recuerda que Cada día es un regalo de Dios, y debes Aprovéchalo a plenitud.

Disfrutar cada momento olvidando lo que un día te hirió tu corazón

En este día

Piensa en grande, y comienza hoy a ver tu vida con nuevos ojos

Trabaja con amor y entrega, enamórate de lo que haces y verás como floreces.

Sonríe, talvez tu sonrisa sea el bálsamo de algún corazón herido.

Se prudente y Ve con cuidado

Se humilde y solidario cuando sirves a alguien demuestras el gran amor por tu prójimo

Trata a la gente como te gustaría que te traten a ti.

Saluda con un apretón de manos o tal vez puedas ser un fuerte abrazo.

Un sincero abrazo de un amigo es como remedio para el alma

Que por donde pases puedas dejar huellas de optimismo respeto, y lealtad.

Que hoy no falte tu fe para seguir creyendo que se hará realidad eso que tanto has esperado.

Vive como si fuera tu último día

Vive a plenitud.

Deja un comentario