El dolor de oído en niños de cero a tres años.

El dolor de oído en niños de cero a 3 años es muy común. Los niños son más vulnerables a la inflexión por contacto con bacterias en el ambiente. Por eso es importante lavar siempre sus manos y tomar medidas sanitarias a la hora de usar sus juegos y el agua de su baño.

Cuando el niño llora desesperadamente, puede ser dolor de oído

En ocasiones los niños lloran desesperadamente sin que parezca haber alguna razón. Caminamos con ellos tratando de hacerlos callar, pero al hacerlo, notamos que llora aún más. y es ahí cuando sospechamos que algo le molesta o le duele. (puede ser el dolor de oído)

Si estamos en esta situación es bueno descartar que se trate de un dolor de oído, ya que sabemos perfectamente que es tan molesto como un dolor de muela. Para eso debemos hacer dos cosas; oler sus oídos, o halarlos levemente. Si al oler sus oídos, notamos un olor desagradable, es muy evidente que el oído está infectado. Si al halar sus orejas levemente, sientes que el niño se queja o llora, es porque puede estar infectado su oído.

El dolor de oído puede ser por el agua.

Cuando cae agua al oído de un niño de cero a tres años; (sea en la ducha o la piscina) es muy probable que valla a desarrollar una inflexión, lo cual va a presentar síntomas de dolor o comezón unos, dos o tres días después.

¿Cómo los niños se infectan los oídos?

dolor de oído

Los niños pueden infectar sus oídos fácilmente; a veces lo hacen a través de sus propios juegos, o al llevar sus dedos a sus oídos después de haber tocado objetos sucios.

Un niño puede adquirir una inflexión de oído a través del agua, o por el contacto con objetos sucios, infectados, o las manos.

¿Cómo saber si la infección de oído es por contacto con bacteria o virus?

Para saber si una infección de oído es por contacto de agua u objeto, debes tomar en cuenta sus demás síntomas. Por ejemplo; si solo es dolor, es más problema que se trate de infección común por contacto con bacterias.

Si el niño esta agripado o siente otros síntomas como garganta inflamada o fiebre, es importante que sepas que pude tratarse de algún virus, y no de una inflexión común. (Si es tal caso, es necesario visitar su médico o pediatra)

Remedios naturales que sirven para quitar el dolor de oído.

Estos remedios caseros, no solo sirven para quitar el dolor y la infección de oídos en niños, sino también en adultos.

  1. La comprensa tibia en el oído. Aunque este tipo de practica no va curar el problema, puede disminuir significativamente la molestia y el dolor.
  2.  El orégano poleo para el oído, o mejor conocido como; el orégano francés. Esta planta es un excelente antinflamatorio natural, antimicótico, lo cual ayuda a luchar contra bacterias e infecciones.

Recomendaciones para evitar el dolor de oído en los niños.

  1. Lavar sus manos regularmente con jabón desinfectante para manos, o con manitas limpias.
  2. Lavar o desinfectar regularmente sus juegos.
  3. Evitar que el niño introduzca objetos o juegos en sus oídos.
  4. Evitar que entre agua en sus oídos durante su baño.
  5. Usar tapones de oídos para piscina. (En caso de bañarse en la piscina)
  6. Evitar que el niño introduzca sus dedos o manos en los oídos.

Deja un comentario